La Factura Electrónica en la Unión Europea

Todos los países miembros de la Unión Europea deben trasponer sus marcos legislativos a la Directiva 2010/45/E y posteriores relacionadas con la factura electrónica para armonizar los procedimientos de emisión y control de este tipo de documentos dentro la U.E.

Muchos de los Estados miembros de la Unión Europea ya han implementado la factura electrónica de forma obligatoria entre el Sector Público y sus proveedores, con el objetivo de simplificar el cumplimiento fiscal y reducir los costes económicos. Con el nuevo estándar europeo de facturación electrónica, la UE quiere facilitar la contratación pública y el comercio electrónico en el ámbito transfronterizo.

Obligatoriedad

Los Estados miembros de la Unión Europea deberán implantar la factura electrónica europea entre el Sector Público y sus proveedores antes del 27 de noviembre de 2018. La Directiva 2014/55/UE es una norma que pretende facilitar las relaciones comerciales trasfronterizas con la creación de un estándar común que sea interoperable. Ante la proximidad de la obligatoriedad, algunos países se han anticipado a la fecha de 2018 y ya están implantando progresivamente la facturación electrónica B2G con los proveedores de la administración pública.

Trámites administrativos requeridos

Para las facturas que vayan firmadas digitalmente será preciso contar con un certificado electrónico expedido por una C.A. Europea

Firma Electrónica

Las directiva europea específicamente menciona la firma como uno de los mecanismos que pueden emplearse para garantizar la integridad y autenticidad del origen. En algunos países como España es ampliamente empleada, en otros como Francia se fomenta cada vez más, si bien no es obligatorio su uso.

Formato

El CEN ha desarrollado los estándares de factura electrónica y las sintaxis aprobadas para la implementación de la factura electrónica, que son: Mensaje XML del CEFACT/ONU de factura aplicable a toda la industria tal como se especifica en los esquemas XML 16B (SCRDM — CII) y mensajes UBL de factura y nota de crédito tal como se definen en la norma ISO/IEC 19845:2015. Todos los Estados tendrán que aceptar facturas electrónicas en los dos formatos de sintaxis aprobados por el CEN: UBL y UN/CEFACT.

Almacenamiento

Los períodos de almacenamiento pueden diferir en función de los estados, si bien suelen estar entorno a los cinco años y ser obligatorios para el receptor. En algunos casos particulares como Italia, se establecen además requisitos adicionales de firmas y controles de evidencias para garantizar la conservación del documento en formato electrónico a lo largo del tiempo con valor de prueba.

¿Tienes dudas sobre la factura electrónica en la Unión Europea?

Tenemos respuesta a tus preguntas
Ponte en contacto con los expertos del Observatorio Permanente.

Recursos

La Factura Electrónica con la Administración Pública en Francia

Conoce el proyecto de desmaterialización fiscal del sector público en Francia.

Últimas noticias

La Comisión Europea aprueba la lista de sintaxis para la factura electrónica

La Comisión Europea, siguiendo con la iniciativa de promover el uso de la factura electrónica en todo el marco de la Unión Europea, ha publicado...

Alemania se prepara para su factura electrónica

Alemania comienza a definir cuál será su sistema para gestionar la...

El estado de la facturación electrónica en el mundo

La consultora Billentis ha publicado una nueva edición del ...