La factura electrónica en España

La factura electrónica con la Administración Pública es obligatoria desde el 15 de enero de 2015. Los proveedores de la Administración deben enviar las facturas electrónicas al PGEFe (Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas) que cada Administración Pública tiene habilitado y preparado técnicamente para facilitar la recepción de los ficheros.

En el ámbito B2B, el uso de la factura electrónica está muy consolidado en las relaciones B2B mediante el intercambio de estructurados EDI firmados electrónicamente desde dispositivos seguros de creación de firma. Desde el 21 de julio de 2018, también es obligatorio el uso de la factura electrónica en las relaciones entre subcontratistas y contratistas principales de la Administración Pública.

Obligatoriedad

Factura electrónica B2G Los proveedores de la Administración deben enviar las facturas electrónicas al PGEFe (Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas) que cada Administración Pública tiene habilitado y preparado técnicamente para facilitar la recepción de los ficheros. Una vez recibidas las facturas electrónicas en el PGEFe, estas se remitirán de forma automática al registro contable del departamento correspondiente para proceder a su tramitación y pago.

Factura electrónica B2B La Ley de Contratos 9/2017 establece la obligatoriedad de uso de la factura electrónica a través de FACeB2B a partir del 1 de julio de 2018 en las relaciones entre subcontratistas y contratistas principales de la Administración Pública cuando el importe de ésta supere los 5.000 euros.

Trámites administrativos requeridos

En las relaciones con la administración pública será preciso contar con un certificado electrónico para la firma obligatoria de estos documentos. En su defecto, puede emplearse los servicios de firma electrónica de un proveedor mediante el sistema de "delegación de firma".

Firma Electrónica

Obligatoria en las facturas dirigidas a la administración pública. Para el resto de facturas electrónicas no es obligatorio, si bien se trata de un sistema ampliamente extendido en las relaciones B2B.

Formato

Únicamente esta normado el formato FACTURAE para las relaciones con la administración pública. Se trata de un documento estructurado XML que obligatoriamente deben generar los proveedores y acreedores de las administraciones públicas españolas.

Control fiscal

No se establecen controles fiscales adicionales sobre las facturas electrónicas. El espíritu que rige la normativa vigente es la de fomentar la adopción de estas tecnologías para incentivar la competitividad de las empresas y mejorar las relaciones de la administración con sus proveedores a través de sistemas de intercambios de facturas seguros.

Almacenamiento

Los documentos electrónicos originales deben ser conservados por el receptor durante al menos cinco años.

Enlaces de interés

http://www.facturae.com

¿Tienes dudas sobre la factura electrónica en España?

Tenemos respuesta a tus preguntas
Ponte en contacto con los expertos del Observatorio Permanente.

Recursos

Business Case SAS: El intercambio electrónico de datos en la Sanidad Pública
Conoce la plataforma de intercambio electrónico de datos desarrollada para el Servicio Andaluz de Salud (SAS)

Últimas noticias

La factura electrónica en la contratación pública en Europa
A partir del 18 de abril de 2019, todas las administraciones públicas europeas deberán poder aceptar facturas en formato electrónico de sus...
El estado de la facturación electrónica en el mundo

La consultora Billentis ha publicado una nueva edición del ...

Los desafíos de la factura electrónica en México y Latinoamérica

La obligatoriedad de implementación de la facturación electrónica para los contribuyentes se encuentra en expansión en...